Loading color scheme

Son seres vivos tan pequeños que sólo son visibles con microscopio. Los conocemos como virus, hongos y bacterias. Los hay benéficos como la bacteria de la penicilina o nocivos como el virus de la gripe.

El control biológico se define como la regulación de insectos plaga, utilizando sus enemigos naturales. Es una alternativa para el saneamiento de cultivos sin deteriorar el ecosistema y una de las estrategias más eficientes para alcanzar los objetivos de la agricultura sostenible.

No son los mismos, son diferentes y es importante conocer cuál es la diferencia Hay microorganismos con capacidad de controlar insectos plaga entre los que se cuentan los hongos entomopatógenos causantes de enfermedad en insectos y otros que combaten por antagosnimo microorganismos fitopatógenos causantes de enfermedades en las plantas.

La base estos productos son microorganismos benéficos obtenidos en la naturaleza.

Investigaciones recientes informan que algunas enfermedades de las plantas producidas por fitopatógenos se controlan con sus antagonistas naturales tales como el Trichoderma harzianum que inoculado al suelo les quita nutrientes y espacio vital a los microorganismos nocivos que atacan las raíces. Trichoderma harzianum libera un antibiótico natural y crea una película de quitina en las raíces protegiéndolas de fitopatógenos facilitando el crecimiento radicular. Adicionalmente Trichoderma contribuye a la degradación de la lignina y la celulosa presentes en la madera y material vegetal para beneficiar la nutrición de las plantas. Hay estudios sobre la efectividad de este microorganismo para controlar Enfermedades que combaten por antagonismo: Fusarium oxysporum, Fusarium rosseum, Rhizoctonia, Botrytis cinerea, Sclerotium rolsfii, Sclerotinia sp, Rosellinia, Phythium sp, Alternaria y Dumping off, entre otros.

Podemos mencionar algunos entre la gran variedad que esán presentes en la naturaleza que son objeto de investigación en el mundo entero : Beauveria bassiana, Beauveria brongniartii, Metarhizium anisopliae, Verticillium lecanii, Paecilomyces Lilacynus y Nomuraea rileyi.

Los hongos entomopatógenos penetran por la cutícula del insecto, se reproducen en el tracto digestivo produciéndoles inapetencia e inmovilidad hasta ocasionarles la muerte. En la momia del insecto, el hongo patógeno de insectos continúa esporulando.

La muerte de los insectos no se produce en forma inmediata porque los insectos no mueren por intoxicación sino mediante un proceso biológico de varios días. El ataque es más efectivo en estados inmaduros del insecto (huevos, larvas, pupas, ninfas) diezmando las nuevas poblaciones.

La literatura científica reporta resultados eficientes en el control de ácaros, áfidos, babosa, broca, cogolleros, comedores de follaje, chinche del pasto, chiza, defoliadores, escamas, garrapata, gusano blanco, mosca blanca, mosca negra, nemátodos, palomilla, trips y trozadores de follaje, entre otros.

Investigaciones realizadas en universidades y centros de investigación científica reportan resultados favorables en flores, hortalizas, cítricos, palma africana, café, cacao, algodón, cereales, papa y pastos, entre otros.

La aplicación de agentes biológicos es sencilla. Los productos vienen en forma de polvo mojable y se diluyen en agua en una proporción de un litro de agua por gramo de producto. Se aplican con equipos de riego o de fumigación corrientes, en horas de bajo sol (preferiblemente después de las cuatro de la tarde).

Puede aplicarse en la presiembra, la siembra y en cultivos establecidos. Pueden aplicarse para el control de insectos o en forma preventiva antes del ataque de las plagas.

Se aconseja establecer los microorganismos patógenos o controladores de insectos desde la presiembra y a los 10 días aplicar Trichoderma. Trichoderma puede usar en semilleros, humedecer plántulas en una solución de agua con Trichoderma. En la presiembra aplicar Trichoderma.

Baja o nula petogenicidad sobre la fauna benéfica, mínima alteración del ecosistema, especificidad sobre sus huéspedes, establecimiento en los cultivos, no afecta a los mamíferos ni a los peces. Representan menores costos.

Devuelven las defensas naturales a la tierra para controlar plagas y enfermedades.

En polvo mojable que diluye muy bien en agua. Tarros y bolsas de 200 gramos y de Kilo.

La dosis por hectárea para cada aplicación es de 200 gramos disueltos en 200 litros de agua. El producto no tapa boquillas de riego por goteo y no requiere ningún aditivo.

Necesitas cotizar algún producto?

Llámanos a (571) 313 857 0081 - (571) 315 314 1710 - (571) 612 17 45

Correo electrónico: bionsumos2000@yahoo.com

Te asesoramos en la escogencia del producto que realmente necesitas.

Dirección:
Av Pepe Sierra 54-90 Of 302 Bogotá
Teléfono:
+571 612 17 45, +57 315 314 17 10
Horario de atención:
Lunes–Viernes: 08:00am 6:00pm